Posts Tagged ‘Verdad’

ENTRE MONSTRUOS Y MENTIRAS

8 septiembre 2010

Un par de opciones en los videoclubes de la ciudad que dibujan mundos en apariencia fantásticos pero directamente conectados con realidades posibles, sobre todo aquellas que habitan en las mentes y que en cualquier momento se instalan en el mundo tangible. Ambas inadvertidas para nuestra cartelera. Veamos.
Con un notable guión estirado de David Eggers y Spike Jonze (¿Quieres ser John Malkovich?, 99; El ladrón de orquídeas, 02), quien también dirige esta fantasía demasiado cercana, Donde viven los monstruos (Where the Wild Things Are, EU, 09) es una obra que representa un inteligente traslado a la pantalla del brevísimo y famoso cuento sesentero de Maurice Sendack, con todo el trasfondo psicológico desplegado entre la inocencia a punto de extraviarse y el descubrimiento de mundos incivilizados más cercanos de lo pensado.
La mente de los niños es mucho más compleja de lo que los adultos podemos imaginar. Todo tipo de monstruos caben en ella: furia, necesidad de protección, egoísmo, reconciliación, depresión, exaltación, negatividad, calma… es un reino lleno de sentimientos encontrados que poco a poco van acomodándose y entendiéndose entre sí, en el mejor de los casos. Conforme pasa el tiempo, el asunto se puede ir complicando más allá de nuestra comprensión.
Logrados encuadres de emotiva plástica; música entre amable e histérica de Karen O; actuaciones monstruosas de reparto conocido y un trabajo artesanal que guía el apoyo digital para la creación de las diferentes botargas, se constituyen como elementos puntualmente amalgamados para seguirle la pista al siempre difícil proceso de crecimiento en el que está inmerso Max, entre la sensación de abandono y la necesidad del siempre agradecible abrazo materno, llegando justo cuando la aventura rebasa la posibilidad de autocontrol.
Por su parte, el director y comediante inglés Ricky Gervais (The Office, Extras, Cemetery Junction, 10) presenta La mentira original (The Invention of Lying, EU, 09), de atractiva premisa e hilarante, por momentos, desarrollo. En tono de comedia, la cinta explora cómo falsear la verdad “objetiva” puede ser una estrategia para encontrar no sólo un beneficio personal, sino para brindar cierta esperanza colectiva más allá de lo que sólo se alcanza a ver frente a las narices. La colorida fantasía se abre paso en medio de la grisura de la realidad, con todo y sus falsos profetas o los escépticos de siempre.