Archive for 27 noviembre 2017

LIGUILLA DEL APERTURA 2017 (II): MARCADORES ESPEJO

27 noviembre 2017

Terminó la ronda de cuartos y clasificaron los equipos que quedaron mejor posicionados en la tabla, tres de ellos aprovechando esa condición. Antes que el criterio del gol de visitante, debiera estar ubicado justamente el de quién quedó arriba en el torneo regular, dado que la liguilla no es un certamen independiente, sino consecuencia del desempeño durante las 17 jornadas. En estos partidos, curiosamente se premió a quienes le echaron más ganitas en la fase regular: alguna recompensa habrían de obtener.

Llama la atención que los marcadores fueron idénticos en la ida y la vuelta, salvo en un partido en el que se sí se vio la diferencia entre el líder y el octavo puesto. Queda la sensación de que los visitantes en los encuentros de vuelta tuvieron la oportunidad de dar la sorpresa pero en el momento definitivo carecieron del empuje necesario y del talento para concretar: estuvieron a un gol de ganar con suficiente tiempo por delante ante rivales solo mejores en el papel, pero no en el tránsito de los 180 minutos.

RUGIDOS AL PAREJO

Con una buena y convencida actitud, el León saltó al campo mostrando vigorosa melena para ponerle una raya más al tigre. El cuadro de la UANL parecía consciente del asunto y se fue también a buscar la guarida de enfrente. El resultado: un muy atractivo primer medio en el que cada equipo tuvo sus llegadas y consiguieron anotar sendos goles para dejar el destino abierto en la segunda mitad. Ahí fue cuando la visita ya no dio el ancho y paulatinamente se fue diluyendo, si bien todavía se presentaron algunas opciones que se quedaron en el mundo de los deseos (ese fuera de lugar inexistente: ante la duda no se marca). Por su parte, el cuadro local empezó a manejar los tiempos y espacios sin dejar de inquietar al frente, sabiendo que un gol en contra los obligaba a marcar dos: no fue necesario y con lo justo se mantienen con vida en el certamen.

UN PARTIDO DE 20 MINUTOS

Ambos equipos salieron con todo como para sorprender al rival desde temprano. Primero fue el Toluca quien se puso arriba con gran jugada cuando apenas el partido iba naciendo. Morelia, obligado ahora a anotar dos goles, respondió con enjundia y cuando seguía el festejo de los visitantes ya el marcador estaba empatado: de la algarabía a la preocupación en un instante. El impulso le alcanzó a los locales para anotar el segundo en lucidora jugada polémica por apretado fuera de juego: ante la duda, hay que dejar correr las acciones. A partir del minuto 21, ambos equipos se dieron un respiro y tras la intensa escaramuza bajaron el ritmo. El problema es que a los Diablos Rojos les duró el pasmo todo el segundo tiempo y terminaron por despedirse del certamen en la medianía, mientras que Monarcas aguantó a pesar del riesgo implícito.

EL PESO DEL LÍDER

Entusiasta y todavía manteniendo cierta esperanza, el cuadro rojinegro empezó a hacer su partido hasta que los Rayados decidieron poner las cosas en orden. Sin miramiento alguno, se lanzaron al cubil de los Zorros y lo invadieron con tres anotaciones que pusieron punto final a las expectativas de la visita. No obstante, reaccionaron y se pusieron en el marcador por la vía penal, pero como para continuar con la claridad de planteamientos, los locales aprovecharon un choque entre arquero y defensor para empujar a la red el cuarto en la frente. El resto del primer medio y todo el segundo se convirtieron en un trámite para poner a prueba la entereza del Atlas, mientras la tribuna festejaba con anticipación el pase a la siguiente ronda. El Monterrey confirma su condición de serio candidato al título, jugando por encima del resto de los competidores.

DECEPCIÓN EN LA CAPITAL

La serie más atractiva en el papel resultó la más sosa en el campo de juego. No solo porque no se anotó un solo gol, sino por la disposición de juego de los dos equipos, sobre todo del América, supuestamente el equipo que debe gustar y ganar, no una u otra. En efecto, el Cruz Azul mostró un poco más de convencimiento para ir al frente, a sabiendas que un gol obligaba al anfitrión a meter dos, meta imposible para como estaban jugando. Pero una vez más la falta de contundencia, las circunstancias adversas y esa extraña predisposición que alcanza ya veinte años, operaron en contra del cuadro cementero, que jugó mejor ante unas irreconocibles águilas, incapaces de levantar el vuelo y apostando por una lógica resultadista que no corresponde con el discurso que suelen manejar en Coapa. Decepcionante incluso para quien avanzó a las semifinales.

 

Anuncios

LIGUILLA DEL APERTURA 2017 (PRIMERA)

25 noviembre 2017

Concluyó el torneo (ir)regular de nuestro fútbol nacional dejando decepciones y sorpresas a la par: entre las primeras, Chivas, Pumas y Tuzos abarcan la lista; las segundas las encabeza Monarcas, seguidos por el Atlas y los ofensivos Lobos. Del resto, más o menos lo que se esperaba, navegando con bandera de clasificarse sin mayores esfuerzos, salvo el Monterrey, único conjunto que mostró consistencia y empaque durante casi todas las jornadas. Es la 43ª. edición de los certámenes cortos y la XCVIII desde que iniciaron tal como los conocemos, con sus respectivas variantes en términos de competencia y organización.

La liguilla del Apertura 2017 inició en estadios que mostraron huecos en sus tribunas yLiguilla 2017 partidos con una rayita mayor de intensidad que lo visto durante las semanas previas: privó el equilibrio en todos los encuentros. Salvo algunos penales no señalados, el arbitraje cumplió con todo y que varios jugadores siguen sin entender que fingir faltas o exagerarlas en nada ayuda al espectáculo: suponer que se trata de ganar como sea, engaño incluido, habla muy mal de su profesionalismo y roza el ridículo. La mayor parte de los técnicos, mientras tanto, continúan con niveles de autocrítica cercanos a cero: la culpa siempre es de alguien ajeno al equipo y mucho menos de ellos.

EL INFIERNO ARDE EN LA COMPENSACIÓN

El Toluca fue un equipo irregular que de pronto se sentía repetitivo, sin posibilidades de variantes más allá de las probadamente agotadas. En contraparte, Morelia mostró un mejor entendimiento y compromiso tras haberse salvado del descenso. La primera parte del juego fue decepcionante por la escasa imaginación de los locales y el conformismo de los visitantes: parecía un enfrentamiento de la jornada 5. Para la parte complementaria, una segunda mano en el área de los Diablos, la primera no se marcó, le dio la oportunidad a Monarcas para irse arriba sin merecerlo demasiado. Pero contra todo pronóstico, el diablo siguió suelto y fue más allá de los detalles: un poco antes de apagar el infierno cayó el empate y, por no dejar, la pelota visitó la red tras un desvío para darle una voltereta al marcador absolutamente impensada.

FIERECILLAS INDOMADAS

Fiel a su costumbre, el León empezó el torneo para llorar y terminó para reír a carcajadas; también siguiendo un guion conocido, el equipo de la UANL hizo solo lo necesario para meterse a esta instancia, a pesar de su evidente potencial. Durante la primera parte, ambos equipos tuvieron opciones y la explosión parecía llegar pronto: fue hasta la segunda parte cuando los de casa se fueron arriba con relampagueante jugada y el partido se abrió para beneficio de propios y extraños. La visita presionó, dejando espacios que aprovecharon los verdes para generar peligro, pero terminó consiguiendo el empate emulando el gol que había recibido en contra: tiro raso, sólido e inalcanzable. En los minutos posteriores todavía se sentía la posibilidad del desempate pero privó la paridad, con ventaja para los de Nuevo León.

CLÁSICO EMPATE

Cruz Azul volvió a la liguilla después de una prolongada e inverosímil ausencia. El América confirmó su estatus de presencia frecuente en estas instancias. En el duelo más mediático de estos cuartos de final, pronto se empezó a confundir la pasión con las entradas sucias y la entrega con la calentura. La visita se quedó con diez hombres a la media hora y casi de inmediato tuvo la oportunidad para irse arriba pero erró un penal: ambas circunstancias correctamente pitadas por el juez con el apoyo de su asistente. Las Águilas se reacomodaron bien con diez hombres y los Cementeros intentaron pero mostraron sus carencias en el terreno de la creatividad. Todavía desperdiciaron cinco minutos con dos hombres más en el campo, tras una segunda expulsión, también justa. Si sirve de consuelo, no recibieron gol en su condición de local.

DOCE PUNTOS DE DIFERENCIA

No obstante la distancia entre ambos equipos, unos aguerridos rojinegros del Atlas saltaron al campo con la convicción que el caso ameritaba. Muy pronto, sin embargo, recibieron su dosis de realidad: el Monterrey mostró porqué fue el mejor cuadro del certamen y sin decir agua va se puso al frente en el marcador, como para dejar en claro con quién estaban tratando. Por si quedaban dudas, los rayados tejieron un segundo gol y parecía que el asunto devenía goliza. Los locales respondieron con entereza y empezaron a equilibrar el partido, superando sus miedos, las fallas arbitrales y el temible rival de enfrente: se pusieron en la pizarra con una soberbia anotación y no dejaron de buscar la igualada durante todo el segundo medio. No llegó, pero los zorros dejaron constancia de compromiso y de evitar cualquier amedrentamiento por parte del líder.

CORONA CAPITAL 2017 (I)

18 noviembre 2017

Una breve revisión de algunos de los invitados ilustres a este festival que aprovecha bien los recursos y patrocinadores para incluir en su cartel a diversos artistas que están presentes en la agenda del rock y anexas.

ELLAS MARCAN TENDENCIA

La inglesa PJ Harvey lleva 25 años convertida en una de las mujeres clave de la escena roquera por su constante capacidad para tejer letras descarnadas expulsadas con vocalizaciones intimidantes y lanzarlas a sugerentes redes armónicas que van de la intensidad femenina, con todo y perspectiva histórica, a la explosión sentimental apenas contenida entre cuerdas de diverso acento. Sentó sus bases en la primera mitad de la década de los noventa con tres álbumes esenciales al hilo, como si se tratara de una interminable cascada creativa: Dry (1992), Rid of Me (1993) y To Bring You My Love (1995) mostraron a una artista integral con necesidad de compartir sus preocupaciones vitales más allá de requerimientos mediáticos.

Presentó después, tras grabar una canción con Nick Cave, Dance Hall at Louse Point (1996) junto con el guitarrista John Parish, con quien también concibió A Woman a Man Walked By (2009). Cerró el siglo con el cuestionador Is This Desire? (1998) y el pegador Stories from the City, Stories from the Sea (2000), marcando rumbo hacia el nuevo milenio, en el que ha mantenido un sorprendentemente alto nivel de energía con álbumes como el personal Uh Huh Her (2004); White Chalk (2007), en donde destaca la presencia del piano, y Let England Shake (2011), obra mayor de miras políticas que la ubicó en la tesitura de la música de protesta, retomada en The Hope Six Demolition Project (2016), mostrando que la madurez no implica ablandamiento ideológico.

Por su parte, Angel Olsen es una heredera y transformadora de tradiciones estilísticas. Oriunda de San Luis Misuri, se mudó a Chicago y empezó a cosechar su vena alternativa a través de los surcos del folk y el indie rock. Tras colaborar con Bonnie “Prince” Billy, lanzó desde la absoluta confección casera Strange Cacti (2011), en el que levantaba la mano para participar en la escena del movimiento folkrock, recibiendo la palabra con Half Way Home (2012). Vendrían después dos discos excepcionales: Burn Your Fire for No Witness (2013) y My Woman (2016), de alcance directo sin concesiones, dándole la bienvenida a un acento roquero bien integrado a la contagiante sensibilidad folk.

Y ELLOS TAMBIÉN

Elbow es uno de los grupos esenciales del siglo XX. Comandados por Guy Garvey, vocalista con profunda sensibilidad melódica e influencia directa y sin intermediarios de Peter Gabriel, los originarios de Manchester han construido un rockpop vital e inteligente, plagado de instrumentaciones entre orquestales y esencialmente guitarreras que viajan de la abundancia roquera a la intimidad catártica, atravesando sutilmente por las fronteras estilísticas del progrock intervenido con dosis de actualidad que plantea miradas a los tiempos en donde las relaciones están marcadas por la incertidumbre.

Asleep in the Back (2001) y Cast of Thousands (2004) sirvieron para poner el pie firme y con Leaders of the Free World (2005) ganaron total reconocimiento con todo y el enfoque deliberativo. El brillante The Seldom Seen Kid (2008) mostró el rango de sensibilidad de lo que eran capaces y Build a Rocket Boys! (2011) acabó por resultar confirmatorio de la compenetración del concepto estético de la banda. Para confirmar el estatus y la capacidad para hacer un rock adulto (no en el sentido conformista), ahí están The Take Off and Landing of Everything (2014), pleno de sensibilidad melódica, y Little Fictions (2017), apostando por las esperanzas de las realidades paralelas; entre ambos, Garvey grabó en solitario Courting the Squall (2015), de mirada introspectiva.