MUNDIAL 2014 (8): LOS CONTRASTES

by

Quizá el mejor juego y uno de los más flojos en lo que va del certamen; triunfos de los equipos sudamericanos y todavía todos los participantes de hoy con vida, aunque en algunos casos pendiendo de un delgadísimo hilo.

EL BUENO, EL MALO Y EL MEJOR
Dos campeones mundiales añejos que no han vuelto a una final desde que ganaron el título. Salvo algunos destellos, usualmente han quedado por debajo de las expectativas, en particular considerando el potencial individual de sus respectivos jugadores. Pero en esta oportunidad, ingleses y uruguayos nos regalaron uno de los partidos mejor jugados del Mundial, con dos técnicos de experiencia modificando sobre la marcha y jugadores de excepción saliéndose del libreto. Cuando el equipo de la rosa empezaba a inclinar el partido a su favor, se asocian los dos brillantes delanteros charrúas para anotar el primero.
Buena parte del segundo tiempo luchando por el empate redituó vía Rooney y justo cuando parecía que los ingleses podían ir por el triunfo, se vuelve a aparecer Suárez, que mucho ha aprendido en la liga Premier, para soltar un fogonazo implacable. Lo impredecible sucede con frecuencia en este deporte y sigue siendo inesperado. Una vez más lo único que le faltó a Inglaterra es que su oponente no metiera un gol más que ellos: por lo demás y si por merecimientos fuera, tendría que estar en otra situación. Lástima que aquí el juez final es el marcador, aunque claro que sí importe cómo ganas o pierdas.
Costa de Marfil sale otra vez con elegante uniforme monocromático, ahora eligiendo el verde de su bandera, en contraste con la escasa aunque multicolorida afición que los acompaña, mientras que los colombianos pintan de amarillo cancha y graderío. Dos selecciones que saben de ritmos pero al momento de sonar en simultáneo se contraponen demasiado: faltas en exceso y ninguna tarjeta a la vista, tal como sucedió en la final del mundial pasado con el mismo árbitro inglés de ruda apariencia, pero todavía tentándose el corazón.
Durante el primer medio, buena disposición para ir al frente pero solo una oportunidad clara de gol, que al fin llegó en un tiro de esquina en el segundo tiempo. Bravía reacción de Costa de Marfil con todo y el ingreso del jefe Drogba, pero un error le dio el segundo a los cafetaleros. Además de saber armar coreografías celebratorias, los colombianos están bien sintonizados con la pausada dirección del técnico Pekerman. Todavía los africanos volvieron a la carga con elusivo gol de cosecha individual que le puso nervio al cierre del partido, sumado al momento emotivo de Serey Die, derramando lágrimas por el orgullo de representar a su patria: todavía hay nostálgicos para los que no todo son los contratos y las marcas.
Para cerrar la jornada, dos países con culturas milenarias terminaron por dar un partido lleno de limitaciones, no obstante la entrega y pundonor de los 21 jugadores que llegaron al final: la expulsión a finales del primer tiempo del tocayo del famoso comisario creado por Petros Márkaris, marcó el desarrollo del encuentro. Después de perder en sus respectivos debuts, las dos escuadras enfrentaban la disyuntiva de buscar el triunfo, pero al mismo tiempo evitar la derrota que los dejara definitivamente fuera del Mundial.
Mientras que los griegos recuperaron la memoria defensiva heredada de los guerreros helénicos y que incluso los llevó a ser campeones de Europa, los japoneses arribaron una y otra vez al área pero la falta de puntería, de imaginación y de suerte, se combinaron para que las redes no se movieran; por ahí los griegos tuvieron alguna opción pero el arquero nipón, cual samurái impasable, parecía haber determinado que tampoco su puerta iba a ser invadida, acaso cumpliendo una misión superior.

ColombiaCINE COLOMBIANO: TOCANDO EN CORTO
Realizada por Carlos Arbelaez, Los colores de la montaña (2011) presenta a unos niños que buscan recuperar su balón en un campo minado, cual emotiva metáfora de los problemas de violencia que ha vivido el país sudamericano. En este tenor, Golpe de estado (Cabrera, 1999), plantea el momento en el que el ejército y la guerrilla se unen para ver y apoyar a la selección colombiana, lo que no han logrado múltiples esfuerzos y estrategias de todo tipo.
Por su parte, en la comedia Nos vamos pal mundial (Ayllón y Orjuela, 2014) dos taxistas buscan cumplir su promesa de asistir a Brasil para acompañar a su selección. Con aroma caribeño, Bolaetrapo (2013) está dirigida por el mexicano Guillermo Iván, quien interpreta al antagonista en esta simplona historia que involucra sueños, rivalidades y una mujer en el contexto de un particular torneo.
El guionista Dago García ha escrito Posición viciada (Coral, 1997), en la que se revisa la venta de un partido y La pena máxima (Echeverri, 2001), basada en el cuento de José Luis Varela, justo cuando asistir a un encuentro se convierte en toda una obsesión. Además, García dirigió, en complicidad con Juan Carlos Vásquez, Las cartas del gordo (2006), cinta en la que se presentan las dificultades anímicas de un jugador prometedor que se lastima y la manera en que es apoyado por su viejo amigo.

Anuncios

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: