MEAT LOAF: UN VAMPIRO ROBUSTITO FUERA DEL INFIERNO

by

Con un estilo descaradamente teatral, cercano a la estructura del musical, en donde las canciones son tan largas como sus títulos, y con melodías premeditadamente pegajosas llenas de pianos vigorosos y guitarras hardrockeras que igual coquetean con el rockabilly sesentero, Marvin Lee Aday, originario de Dallas, Texas y mejor conocido como Meat Loaf, apodo que le endilgó un entrenador en la escuela por razones obvias, brincó a la fama gracias a su obra Bat Out of Hell (77), uno de los diez discos más vendidos en la historia del rock.
Fue en este trabajo donde las canciones de Jim Steinman, escritor broadwaiano, encontraron un vehículo ideal en la poderosa figura de quien, después de mudarse a Los Ángeles, iniciara su carrera en el showbisness con el grupo Popcorn Blizzard, abridor de The Who y The Stooges, allá a finales de los 60’s, después de cuyo rompimiento probara fortuna en el musical hippioso Hair y en As You Like It, sirviera en las vocales, a mediados de los 70’s para algún trabajo de Ted Nugent y participara en The Rocky Horror Show, musical que dio origen a la película de culto del mismo nombre.
Este estruendoso debut, que combinaba baladas memorables como Heaven Can Wait y Two Out of Three Ain´t Bad con interminables piezas bailables del calibre de You Took the Words Right Out of My Mind y Paradise By the Dashboard Light, delineó la orientación de su carrera como cantante, aunque hasta la fecha no ha podido igualar, treinta y cinco años después, este clásico desorbitado. El amor de pareja con sus conflictos y reencuentros, aderezada con coros predominantemente femeninos, ha sido la temática casi única de su propuesta lírica, sin mayores rebuscamientos.
A este trabajo, le seguiría el atormentado y muy disfrutable Dead Ringer (80), en el que la fórmula compositiva de Jim Steinman permaneció casi intacta. Incluso por estos años, canciones suyas alcanzaron importante fama en la voz de Bonnie Tyler y a través de la película Streets of Fire, al tiempo que sacaba un álbum propio titulado Bad for Good (81). Mientras tanto, Meat Loaf continuó su producción con Midnight at the Lost and Found (83), Bad Attitude (84) y Blind Before I Stop (86), tres discos prescindibles que extrañaron los vericuetos compositivos de Steinman.

DE REGRESO AL AVERNO
Fue hasta 1993, después de algunos trabajos en vivo y recopilatorios, cuando vio la luz la secuela de su álbum debut. Reunido otra vez con su compositor de cabecera, Meat Loaf dio a conocer Bat Out of Hell II: Back Into Hell, cuyo sencillo I´ll Do Anything For Love regresó los reflectores hacia su inmensa figura. Sin alcanzar el nivel de su precuela, el disco presentó momentos que recordaban ese estilo bombástico, deliciosamente predecible y con la clásica orientación hacia agradar desde la primera escucha. El vuelo alcanzó para que se dejara escuchar el inconsistente Welcome to the Neighborhood (95) que incluyó una discreta colaboración de Steinman.
En su faceta como actor, el energético gordazo participó en varias películas menores desde finales de los setenta, hasta que empezó a aparecer en otras cintas de mayor difusión y envergadura como El mundo según Wayne (Spheeris, 92), Salto de fe (Pearce, 92) y El poderoso (Chelsom, 98); destacó su presencia en la oscura El club de la pelea (Fincher, 99), así como en Locos en Alabama (Banderas, 99), Fórmula 51 (Yu, 01) y Focus (Slavin, 01), entre otras.
Tras un tiempo de silencio, mitigado por los característicos Very Best of… y Live At…, la lonja de carne volvió a las andadas. Dividido en dos capítulos, Couldn’t Have Said It Better (2003) retoma la fórmula de Steinman: parajes tranquilos que de pronto explotan para cantarle a la relación de pareja y sus vicisitudes, vocales femeninas dialogantes, baladas accesibles, pianos mezclados con ritmos machacones y todo el oropel que ha caracterizado la producción discográfica de este cantante-actor. Y para cerrar, como una especie de declaración de principios, se deja escuchar Forever Young, una de las canciones más optimistas de Bob Dylan.
Para seguir con la lógica de las trilogías, muy usada en la industria fílmica, grabó junto a Steinman en tono victorioso aunque ya sin la misma chispa el álbum Bat Out of Hell III: The Monster is Loose (06), al que le siguió Hang Cool Teddy Bear (10), en la misma línea que se predecesor aunque bajo otro concepto: la historia de un soldado contada a través de canciones en las que participa gente como Brian May, Steve Vai, el doctor House Hugh Laurie, Jack Black y Jon Bon Jovi. Mostrando aún sentimiento y energía, nos regaló Hell In a Handbasket (12), su obra más personal según ha dicho y en la que incorpora elementos del rap, con Chuck D como invitado y su estilo característico, ahora asumido por varios compositores y con la presencia de la habitual Patti Russo.
Así, entre motocicletas, mujeres despampanantes y una estética cercana al cómic expresada en algunas de sus portadas, tendremos la oportunidad de toparnos con esta inmensa figura en su visita a México.

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: