ENTRE LA REALEZA Y LA RED SOCIAL

by

La entrega del premio Oscar es una celebración que hace la Academia de cine estadounidense para premiar fundamentalmente las películas de su país; ni más ni menos. Las repercusiones de la ceremonia, a diferencia de los European Films Awards, los Goya, los César o los Bafta, ya no digamos los Arieles, son proporcionales a la presencia de las películas made in USA alrededor del mundo: un cine hegemónico que predomina en las carteleras de la mayoría de los países. Por supuesto, el factor económico pesa notablemente en el interés por las candidaturas y las ganadoras.
Sabemos que en ocasiones los Oscares se han entregado por criterios artísticos y en otras por reconocer trayectorias, por orientaciones políticas, por razones mercadológicas e ideológicas. Entonces, habría que verlos como un espectáculo bien montado que puede entretener si uno se deja: hay que estar en modo. Demos una rápida repasada a las nominaciones de este año, que se presenta con claros favoritos en algunas categorías e incógnitas absolutas en otras.
El premio a mejor película parece orientarse a dos contendientes, a pesar de las 10 nominadas: El discurso del rey y Red social. Me gustaría que ganara la segunda aunque creo que triunfará la primera, filme que se podría llevar también el de mejor actor (Colin Firth está en su mejor momento interpretativo, como también lo mostró en A Single Man), dirección artística, vestuario, música (Alexandre Desplat es otro que está en una notable etapa creativa) y guión original, aunque El origen podría llevárselo sin perder el sueño. El academicismo siempre ha gustado a la Academia.
Mientras tanto, por la realización de Red Social puede ser que David Fincher se lleve el Oscar en dirección (¿y Christopher Nolan?) y Aaron Sorkin por guión adaptado: aunque están presentes los hermanos Coen, quienes sin problema se merecerían ambos con su Temple de acero, no creo que sean premiados porque recientemente ganaron, al igual que Jeff Bridges como actor. También la película sobre Facebook puede salir victoriosa por mejor edición, aunque 127 horas debería hacerlo, además del premio por fotografía, conocido como Cinematografía, y de mejor canción, otra vez cortesía de Rahman, ahora en compañía de Dido.
El cisne negro se verá recompensada por el desasosiego en el nos involucró Natalie Portman y su extenuante actuación, también mérito de Darren Aronofsky, quien pudiera dar una sorpresa en el rubro de dirección aunque es poco probable; la fotografía y edición también pudieran ser áreas reconocidas para esta película. Por lo que toca a las actuaciones de reparto, parece que Christian Bale y sus ojos desorbitados ganarán el premio, mientras que en la categoría de actriz secundaria se da la batalla más interesante: están Melissa Leo y Amy Adams por El peleador y la joven Hailee Steinfeld por Temple de acero, quien supongo resultará ganadora.
Un poco relegada, para sorpresa general, me parece que El origen se quedará con los premios técnicos: efectos visuales, sonido y efectos de sonido; por su parte, El hombre lobo se apunta para maquillaje. Cualquiera de las nominadas (¿por qué sólo tres?) para película animada merecería la estatuilla pero Toy Story 3 aparece como la gran favorita, mientras que el corto australiano The Lost Thing tiene oportunidad, al igual que Madagascar, A Journey Diary, aunque comparten nominación con sendas producciones de Pixar y la BBC y el ambientalista Let´s Pollute.
Para mejor documental largo, en donde extrañamente no quedó nominada Waiting for Superman (¿no les gustó la dura crítica a su sistema educativo?), puede salir avante Exit Trough the Gift Shop, sobre un inmigrante francés en Los Ángeles que se dedica al arte de la calle; los cinco nominados para documental corto representan reflexivos textos sobre las condiciones de vida pero quizá Strangers no More de Goodman y Simon, acerca de la integración de niños al mundo escolar, puede llevarse el reconocimiento. Sucede también con los cortos nominados, entre los que destaca Na Wewe de Ivan Goldschmidt, ambientado en la guerra civil de Burundi y Wish 143 de Barnes y Waite, sobre un adolescente en etapa terminal con la oportunidad de ver cumplir sus deseos, excepto uno.
Como película extranjera aparece Biutiful (que recibió malas críticas entre la prensa europea y parte de la estadounidense, sólo reconociendo la actuación de Bardem) como favorita para ciertos medios mexicanos innecesariamente chovinistas, pero por ahí está Susanne Bier, bien conocida en Hollywood y anexas, con In a Better World y Rachid Bouchareb con Hors La Loi, poderosa cinta sobre la independencia argelina pero mirada desde lo que ocurría en Francia con los grupos rebeldes asentados ahí.
Desde luego, cada quien tiene su larga lista de ausencias en las nominaciones y podrá disentir de las ganadoras. Por fortuna, la verdad está allá afuera.

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: