PANDA BEAR: CREATIVA FAUNA MUSICAL

by

Noah Lennox nació en Baltimore, creció en Pensilvania, estudió la universidad en Boston, ha vivido en Lisboa y se convirtió en artista en Nueva York, donde conoció a sus compinches de Animal Collective en el 2000, uno de los grupos esenciales del nuevo milenio ahora convertido en faro del rock actual, particularmente después de los espléndidos e innovadores Strawberry Jam (07) y Merriweather Post Pavilion (09), álbumes en los que una sicodelia postmilenaria se da la mano con un pop aventurero de largo alcance y con un folk enervado que no se detiene ante la posibilidad de explayarse en una polirritmia casi tribal.
Además de formar parte de Together y Jane, Lennox creó Panda Bear, banda cuyo nombre se le ocurrió a finales de los noventa motivado por el gusto de dibujar a esta salvaje bestia de apariencia amigable; tras su álbum debut homónimo grabado en 1998, regresó disfrazado de panda con Young Prayer (04), breve obra de nueve cortes sin títulos. Person Pitch (07), su tercera entrega vía este acoplado alterno, se convirtió en todo un fenómeno dentro de la escena; en contraste con su antecesor, acá los cortes son más prolongados y se articulan en capas sonoras que pueden traslaparse, fundirse o metamorfosearse en ricas perspectivas auditivas.
Comfy In Nautica, el corte abridor, recuerda mucho la estética de AC con esos ataques vocales entre festivos y ceremoniales y ritmos múltiples, mientras que Take Pills nos conduce a un encuentro con los Beach Boys en ese momento en el que la playa se convierte en un espacio indefinido entre la tierra y el mar: la sugerencia del título no deja lugar a dudas. Con todo y un ulular de búho y una guitarra sesentera que acompaña los viajes tranquilos sin demasiado movimiento, Bros apuesta por una constante rítmica que permite el juego de vocales, sonidos, ideas y ligeros cambios intensidad.
Im Not Good Girl navega entre olas de teclados y la más pura contención, en contraste con la pronta explosión de Carrots, extendido viaje por tupido bosque sonoro lleno de atractiva vegetación con buenas dosis de alucine, representadas por la característica yuxtaposición de sonidos de diversa índole; cierta calma vuelve con Search for Delicious mientras que Ponytail cierra con tal amabilidad que uno no tiene más remedio que volver a girar el plato. Aún sin llegar por estos lares, Tomboy (10) es la nueva apuesta de Lennox, quien nos invita a este viaje cuasiexperimental que inicia este viernes en el Polyforum Siqueiros del D.F. y que acabará cuando cada quien así lo decida.

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: