BATALLAS: AMOR Y POLÍTICA

by

Tres películas disponibles en los videoclubes de la ciudad donde se libran disputas difíciles de ganar por la imposibilidad de reconocer al enemigo y el propio origen del conflicto.

1. Dirigida por el venerable e inagotable Claude Chabrol, Una dama para dos (Francia, 07) dibuja un extraño triángulo amoroso entre un afamado escritor de perversión contenida y bien casado (Francois Berleand), un junior inestable aunque insistente (Benoit Magimel) y la presentadora del clima de un canal televisivo (Ludvine Sagnier). Ahí está la confrontación entre clases sociales e intelectuales que tanto gustan al director, así como la obsesión transformadora de conductas hasta alcanzar extremos patológicos, ya sean criminales o autodestructivos.

2. Un matrimonio se desmorona por la falta de admiración, las infidelidades y la divergencia de visiones con respecto a prácticamente todo (Vincent Cassel, Camilla Belle); la cinta se desarrolla a través de la mirada de la adolescente Filipa (Laura Neiva), hija mayor que atestigua la descomposición de la relación de sus padres al tiempo que ella misma se empieza a introducir en el espinoso mundo del amor.
Dirigida por Heitor Dhalia (Nina, 04; Olor a caño, 06) buscando un tono realista, A la deriva (Brasil, 09) se ubica en un poblado cerca de Rio de Janeiro dentro de un distendido ambiente playero, oportunamente captado por una cámara que se inmiscuye hasta la cocina, en permanente posición de descubrimiento. Se puede estar en una situación como la descrita en el título, siempre y cuando se consiga contar con el perdón de la hija o del padre, sin necesidad de palabras.

3. El acompañante (The Walker, EU, 07) se cuela en los pasillos del poder en Washington con toda su carga de turbiedades, romances indiscretos y complots inconfesables. En tonalidades rojizas, seguimos a un Woody Harrelson como el amigo homosexual de las damas poderosas (Lauren Bacall, Lily Tomlin y Kristin Scott Thomas) que se topa con un cadáver y con el dilema de proteger o confesar: como cabría esperar, el enredo se va retorciendo en forma de espiral ascendente.
Dirigida por el veterano y notable guionista Paul Schrader (Gigoló Americano, 80; Desenfocado, 02), con énfasis en los diálogos y en desplazamientos de cámara pausados, como para que nos empapemos de esos ambientes saturados de hipocresía, dobles juegos y lucha por el poder, la cinta se desarrolla en los entretelones del mundillo rancio de la política estadounidense. Hay que seguir el dinero, más que el sexo, para poder descifrarlo todo.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: