PATALETAS JUVENILES

by

Un par de jóvenes en busca de su lugar en el mundo: el primero es un preparatoriano común, invisible para sus compañeras y con ganas de convertirse en alguien digno de cierta atención; el segundo tiene 12 años y se acaba de mudar de Detroit a Beijing. A uno se le murió la mamá y al otro el papá: ambos padecen bullying, la forma en que ahora se le llama al nefasto acoso que padecen algunos alumnos a manos de sus compañeros. Visto así, parecería que se trata de dos películas más cercanas al drama: nada de eso, veamos.
Dirigida por el londinense Matthew Vaughn (Stardust, 07) con el vigor mostrado en No todo es lo que parece (04), y trasladándolo a la imaginería cómic, Kick-Ass (EU, 10) es un recuento sanguinolento con referencias sexuales en el que se combinan clichés cargados de ironía con elementos narrativos propios de las historietas –el cómic dentro del cómic dentro del film- para construir una narración fluida y de franco desenfado, quizá por momentos obviando de más la parodia, pero proponiendo una nueva mirada al cine basado en este tipo de fuente argumental.
Parecido a Peter Parker, el joven protagonista se anima a llevar la idea del superhéroe a la vida real, aunque no contara con poderes especiales: pronto se da cuenta que hay otros como él (Hit Girl y Big Daddy), que las golpizas van en serio y que la fama y el amor están más a la mano en este mundo de dudosa ficción. Humor negro, violencia repartida por todo el metraje, edición vigorosa con juegos múltiples de cámara, sólido score e interpretaciones a tono, hacen de esta incursión fílmica al mundo del cómic una aventura que apunta hacia la deconstrucción del género.
Por otra parte, nos llega la calculadora Karate Kid (EU-China, 10), remake del éxito ochentero ahora con protagonistas más jóvenes (el siempre bienvenido Jackie Chan en el rol de Pat Morita y Jaden Smith en el de Ralph Macchio) y cambio de contexto geográfico, aprovechado al máximo para integrar un tour místico-light para turistas occidentales, con todo y los consabidos mensajes de superación y aprendizaje ahora con base en la disciplina de quítate-tira-cuelga-ponte la chamarra.
Lo de calculada se puede apreciar en todo: elegantes desplazamientos de cámara, música de acompañamiento precisa, embarrada de exotismo, transformaciones mágicas de los personajes, cuidado casting, ritmo continuo y exacta combinación de drama, humor y acción: lástima que todo suene tan premeditado y que el final se derrumbe por su propia indulgencia.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: